¿En qué consiste el certificado energético de una vivienda?

¿En qué consiste el certificado energético de una vivienda?

El certificado energético de una vivienda es un documento oficial que identifica la calificación energética de un inmueble ya sea una casa, un local o un edificio.

Desde junio de 2013 es obligatorio (desde 2007 para edificios de nueva construcción), en todos los estados miembros de la Unión Europea, para poder alquilar o vender un inmueble. Regulado en España por el Real Decreto 235/2013, el propietario es el responsable de tener en vigor el certificado energético contratando a un servicio técnico específico para ello.

La calificación se calcula en base al grado de eficiencia energética del inmueble, para ello se mide el consumo anual de energía que el edificio o la vivienda necesita para su correcto funcionamiento. Esta evaluación deberá ser realizada por un técnico competente elegido por el propietario.

Una vez emitido el certificado de eficiencia energética, se registra para que sea un documento oficial en el organismo oficial por Comunidad Autónoma, seguidamente se obtiene la etiqueta energética.

 Sólo son válidos los certificados registrados.

El resultado no conlleva ningún tipo de consecuencia, es decir, se trata de un documento informativo y no vinculante.

Este tendrá una validez de 10 años una vez vencidos, el propietario será responsable de la renovación o actualización. Sin embargo, se podrá actualizar cuando  se considere que existan variaciones que supusiesen una modificación o una mejora de su clasificación.

Etiqueta energética

El contenido del certificado energético de una vivienda se resume en la etiqueta energética que indica la puntuación asignando una letra, siendo A la más eficiente y la G la que menos.

En este estudio se analizan fundamentalmente los consumos y eficiencia energética de la calefacción, agua caliente, refrigeración, ventilación e iluminación además de las emisiones de CO2 liberadas a la atmósfera.

colores de clasificación energetica

Cuadro de calificación

  • A: Verde oscuro – Mayor eficiencia energética
  • B: Verde más claro – Sigue manteniendo eficiencia.
  • C: Verde más amarillento – No es tan energética como las anteriores.
  • D: Amarillo – Representa una eficiencia media.
  • E: Anaranjado – Poca eficiencia energética.
  • F: Naranja – Muy poca eficiencia energética
  • G: Rojo – No cuenta con eficiencia energética.

Las letras A, B y C representan un alto nivel de eficiencia siendo la A la letra de mayor eficiencia energética: un nivel de consumo energético inferior al 55% de la media.

La letra D representa a la media, es decir que su consumo se corresponde con el 100% de los edificios de consumo medio.

Las letras inferiores E,F y G representan inmuebles de menor eficiencia energética, es decir edificios o partes de edificios con un consumo energético de entre el 110% y el 125% superior a la media.

El objetivo de todo ello, es que los inmuebles en España sean lo más eficientes posible. Con ello el Gobierno y la UE quieren que aquellas viviendas con peor calificación energética sean sometidas a reformas para mejorar.

Según establecido en la disposición adicional del real decreto 235/2013 del 5 de abril, se quiere conseguir que todas las viviendas que se construyan a partir del 31 de diciembre de 2020 tengan un consumo de energía casi nulo.

Sanciones

Si quieres alquilar o vender algún inmueble sin este certificado te expones a una serie de multas por incumplimiento. La Administración diferencia tres grupos de sanciones según la gravedad de la infracción:

  • Infracciones leves: multa entre 300€ y 600€
  • Infracciones medianas: multa entre 601€ y 1000€
  • Infracciones graves: multa entre 1.001€ y 6.000€

Excepciones

Existen ciertos inmuebles que están exentos de poseer la certificación:

  • Edificios y monumentos protegidos por su valor arquitectónico, histórico o por formar parte de un entorno protegido.
  • Inmuebles o alguna parte de ellos, utilizados exclusivamente como lugares de culto y/o actividades religiosas.
  • Construcciones provisionales con un plazo previsto de uso igual o inferior a dos años.
  • Edificios(o partes de ellos) industriales, de la defensa y agrícolas , en la parte destinada a talleres, procesos industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales.
  • Edificios o partes de edificios aislados que tengan una superficie útil de menos de 50 m2.
  • Inmuebles adquiridos para reformas importantes o demolición.
  • Edificios existentes de viviendas o partes de estos, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, u otra duración limitada con un consumo estimado de energía de menos del 25% de lo que sería un uso normal durante el año, siempre que el propietario lo haga constar en una declaración responsable.
  • Los garajes o trasteros son espacios no habitables por lo que tampoco es necesario disponer del certificado de eficiencia energética para su venta o alquiler.

Panorama en España

gráfica sobre la evolución de la calificación energética en España

Si tenemos en cuenta las viviendas ya existentes, aún nos queda mucho camino por recorrer para alcanzar una buena eficiencia energética.

El 51% de las viviendas vendidas o alquiladas en los últimos 5 años tiene una calificación E, la tercera más baja de la tabla. La buena noticia es que se observa una tendencia a “escalar letras”.

“La calificación E siempre ha sido la predominante desde 2014 se ha pasado del 45% al 51% debido a que los edificios con peor certificación han disminuido” según comenta Certicalia.

Así, han subido las letras D y E (2,5% y 6%, respectivamente), y la C (0,7%), a la vez que se han reducido las calificaciones F (1,2%) y G (8%), indican en el IDEA (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

Esto significa que los propietarios están haciendo obras de rehabilitación energética en sus viviendas con las que mejoran una o dos letras, un punto obligatorio si quieren recibir alguna subvención pública.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies